Ipad Zavvi

Dead Rising 2: OFF THE RECORD
7.8
-

17/10/2011 por Antonio Orrán Guerrero

DIA 1: 10:00 PM. La infección se ha expandido de forma letal, el olor a muerte es deleznable y los muertos vivientes vagan a sus anchas como si esto fuera su mismo infierno. Me encuentro atrapado en Fortune City en una situación que ya me es habitual, tengo que seguir buscando la verdad tras estos hechos y ya que estamos realizar una buena hornada de fotos interesantes. Mi nombre es Frank West y voy a divertirme un poco pateando algunos zombis, buscar algo de Zombrex y contar al mundo entero quien es el creador de esta oda a la muerte.

 

Allá por el año 2006 Capcom lanzó una arriesgada propuesta dentro de su catálogo, que era ni más ni menos un juego exclusivo para una consola “nacida muerta” desde un principio en Japón, como fue Xbox 360. Ese juego no fue otro que Dead Rising y el experimento reportó a Capcom un millón de ventas en un momento que la expansión mundial de la consola de Microsoft no había hecho más que empezar. El virus zombi creado por este juego fue desarrollándose rápidamente entre los usuarios y una legión de jugones empezaron a tenerlo entre sus preferencias, pero el paso del tiempo auguraba dudas en las intenciones de Capcom de retomar Dead Rising como saga.

 

Los años pasaron pero en Septiembre de 2010 los usuarios de Xbox 360 y PlayStation 3 pudieron unirse para el disfrute colectivo de Dead Rising 2. Un juego esta vez multiplataforma que bajo las mismas premisas mejoraba en casi todo a la primera parte y hacia caso a los fans incluyendo entre otras cosas el tan deseado modo cooperativo online para dos jugadores o la construcción propia de armas. Lo que ya pocos podían esperarse es que solo un año después iba a aparecer una pseudo continuación de dicho juego con el sobrenombre de Dead Rising 2: Off the record. La pregunta general fue el porqué de tan pronta continuación además de conservar el número dos en su nomenclatura. Pues todas las respuestas intentaran ser desveladas a fondo en el siguiente análisis.

 

 

 

En la tele dicen que hay que dispararles a la cabeza

 

De manera sorpresiva pudimos contemplar como Capcom anunciaba un nuevo Dead Rising meses después de Dead Rising 2, ese “nuevo” juego no era otro que Dead Rising 2: Off the record, con el que podremos volver a vivir los hechos acaecidos en el anterior juego pero desde un punto de vista diferente recuperando al carismático personaje Frank West, uno de los supervivientes de la primera eclosión zombi en Willamette. Nos encontramos con un Frank alejado de ese periodista modelo que vimos en Dead Rising 1, ahora se nos presentará bastante ajado, pasado de kilos y un poco calvo.

 

Víctima del éxito y la popularidad Frank ha perdido su vocación informativa, su búsqueda de la verdad, los políticos de éxito le utilizan como propaganda electoral y como personaje con el que salir en las fotos, para así ganar popularidad. Frank se verá relegado al ostracismo personal, viviendo en una situación que él sabe que no es la correcta y saldrá a buscar emociones fuertes en las pruebas TIR, será aquí donde sin comerlo ni beberlo se encontrara una vez más inmerso en todo un apocalipsis zombi. Esto hará resurgir en su interior algo que hacía muchos años que no sentía, las ganas de arriesgar su vida por los demás, descubrir una vez más las intenciones y corporaciones detrás de estos hechos y machacar a todo zombi que se cruce en su camino.

El modo de juego será el típico de 72 horas con su prorroga extra, marcado su modo historia por la realización de misiones dentro de un tiempo determinado y por el objetivo de salvar a cuantas personas nos sea posible, afectando estos hechos a la hora de conseguir los diferentes finales alternativos. Esta es la premisa de Dead Rising 2: Off the record, una versión extra en formato disco de lo que ya fue Dead Rising 2 pero con algunas novedades que presentaremos a lo largo de este análisis.

 

 

 

No es zombi todo lo que reluce

 

En el apartado gráfico Dead Rising 2 Off the record sigue la misma línea trazada por su antecesor Dead Rising 2. El acabado gráfico, sin llegar a ser sobresaliente si llega al notable, por la ingente cantidad de zombis y objetos en pantalla. Por la fluidez general del conjunto, salvo ocasiones especiales, donde el apocalipsis que podemos llegar a crear puede causar algún tipo de bajada en la tasa de frames. Los zombis en pantalla pueden llegar a números colosales, con cantidades ingentes, más que en cualquier juego anterior de la saga y demostrando que el motor gráfico de Dead Rising aún tenía para dar algo más de sí.

 

Hay una buena variedad de zombis con algunas novedades, pero aunque como es habitual en este tipo de juegos, la repetición de modelos es tangente tendremos ni más ni menos un número de zombis que supera las ochocientas variedades distintas. A su vez el tipo de muerto viviente se adapta a la clase de escenario donde se encuentre, viendo crupieres zombis en los casinos, zombis policías en las joyerías o zombis obreros en las zonas en construcción del casino. El juego es muy colorido, sobre todo en espacios exteriores pero los interiores no le van a la zaga. Es un juego muy resultón, agradable visualmente a la vez que divertido.

 

La recreación de los casinos está bien lograda, al igual que la parte comercial o de restaurantes. A destacar en este “spin off” el nuevo escenario de la feria Uranus Zone, con nuevas posibilidades y con un atrayente acabado gráfico. Nuestra interacción con los objetos de los escenarios como viene siendo habitual en Dead Rising, es bastante notable, podremos coger casi todo, Comer y beber a nuestra antojo a la vez que conducir diversos vehículos, todo esto acompañado de un buen sistema de físicas, gracias al ya experimentado motor gráfico “Havok”.

 

 

 

Voces de ultratumba

 

La función del sonido en Dead Rising 2 Off the record sigue siendo la misma que en su antecesor, acompañar nuestro camino y nuestra aventura sin hacer demasiado ruido, con la intención de ambientar de forma real y creíble un entorno repleto de muertos vivientes. Ese sonido típico de los zombis que nos acompañaron en los primeros capítulos de la saga Resident Evil pero multiplicado por centenares, muy conseguidos y que por momentos llega a ser terrorífico en un juego que realmente busca todo lo contrario. Pese a todo, exceptuando el sonido de las nuevas armas que podremos crear y la voz de Frank West, encontraremos pocas novedades en este aspecto.

 

Las músicas también tienen aparición en momentos oportunos como pueden ser la lucha con los psicópatas, donde el ambiente sonoro de tensión se acompañara con músicas en su mayoría, bastante movidas y que crearán un ambiente de agobio especial. En los créditos finales volveremos a encontrarnos con un buen tema musical aunque ya nunca hayamos vuelto al nivel de la canción “Justified” de Dead Rising 1.

 

Al igual que en Dead Rising 2 las voces volverán a aparecer en completo inglés, como es habitual ya en toda esta saga, aunque correctamente subtituladas al español en las cinemáticas o diálogos de juego. Este dato no es nada raro ni sorpresivo porque es sello de la marca Capcom, que raramente dota a sus juegos de doblaje al castellano, pero que siempre realiza una gran labor en la selección de voces en su idioma original.

 

 

 

El buen zombi mata

 

La jugabilidad sigue siendo el punto fuerte de esta franquicia, porque si hay algo que tiene realmente terrorífico Dead rising 2: Off the record, es su endiablada jugabilidad a prueba de bombas. Pasarás horas y horas matando zombis y entrando en todos los lugares posibles desde el minuto uno ya que su jugabilidad será directa y muy sencilla. Será coser y cantar estar creando tus propias armas y causando la destrucción absoluta ante tus ojos. En este “director´s cut” al uso tendremos la misma base que en Dead Rising 2 en el apartado jugable. Podremos seguir usando los bancos de trabajo para unir y crear, con objetos que encontraremos por los distintos escenarios, nuestras propias armas combo de destrucción masiva.

 

Aquí nos encontraremos varias novedades con nuevas creaciones y cartas por descubrir, muchas de ellas de lo más divertidas y originales, siendo un buen aliciente y excusa para volver a merodear por Fortune City. Otra gran novedad, como no podía ser menos con la vuelta de Frank West, es la posibilidad de volver a usar la cámara de fotos y enmarcar momentos irrepetibles en nuestras tomas de algo contenido humorístico, de violencia o, ¿por qué no?, de alto contenido zombi-erótico. En el modo cooperativo online podremos compartir con nuestro acompañante de aventuras nuestras mejores instantáneas y echar unas buenas risas en compañía.

 

 

El modo online cooperativo tan pedido por los fans de Dead Rising 1, vuelve a la carga como no podía ser menos, pero con un dato cuanto mínimo bastante curioso y peculiar. Pese a ser Dead Rising 2: Off the record, una versión completada y mejorada de Dead Rising 2, el modo cooperativo no vendrá de serie en el disco de juego sino que deberá ser descargado de internet, eso sí, sin recargo adicional para nuestros bolsillos. Como gran novedad tendremos la vuelta potenciada del modo supervivencia de Dead Rising 1, donde podremos jugar sin límites de tiempo y poder movernos a nuestro antojo sin preocuparnos por el temido reloj, que suele dar bastante más miedo que cualquiera de los zombis del juego.

 

En este modo de juego tendremos diversos objetivos y retos a realizar, dependiendo de cómo los afrontemos optaremos a medallas de distinto tipo que nos aportarán cuantías económicas y una buena cantidad de experiencia. Quedando todos estos datos y mejoras disponibles también para el modo historia. Logros y trofeos serán igual de desafiantes que en las anteriores entregas por su longevidad y dificultad. Siguiendo la tradición, el logro estrella volverá ser el de matar ingentes cantidades de zombis llegando esta entrega a la increíble tasa de cien mil zombis.

 

 


Conclusión

 

Este “spin off” cumple en todos sus apartados debido a una base importante como es su antecesor Dead Rising 2. El juego no viene exento de novedades, para ser una simple versión ampliada de un juego ya existente y sus desarrolladores han conseguido que con un poco de originalidad y edulcorante la fórmula de esta franquicia haya ganado en esta entrega algunos enteros. Pero la labor de este jugo no es ni mucho menos revolucionar mercado, ni ser el juego de estas navidades, sino la de llegar a usuarios que aún no hayan disfrutado del anterior juego y los cuales se lo podrán pasar en grande con éste. O que simplemente los jugones que cuenten a Dead Rising, como una de sus sagas fetiches y tengan los motivos suficientes para volver a echarle el guante a este juego.

 

Dead Rising 2 off the record se presenta como un sabroso coctel entre Dead Rising 1 y 2 aderezado con una sutil mezcla de los capítulos online, cogiendo lo mejor y exclusivo de cada uno y formando una mezcla cuanto menos interesante. El frankenstein creado por el doctor Capcom, cumple su cometido. La relación calidad precio es muy buena, por aproximadamente cuarenta euros podrás hacerte con este juego el cual tiene una duración muy larga y sobretodo mucha rejugabilidad sobre todo con su nuevo modo de juego “arena”. Pero quizás sus premisas no sean lo suficientemente atrayentes para poder ser aconsejado para el que ya posea Dead Rising 2.

 

En definitiva Dead Rising 2: off the record, posiblemente ofrezca más de lo que parece, pero en el fondo no es más que una versión MIX a bajo coste de lo que ya fue Dead Rising 2. Cuajando todos sus aspectos y una nota más que notable, pero el tener tan cerca a su antecesor le quita bastantes enteros a su individualidad y el no subsanar los abusivos tiempos de carga y de grabación de partidas le quita algún que otro punto. Pese a todo es un juego muy divertido y una gran oportunidad para disfrutarlo por primera vez o para rejugarlo y revivir una buena experiencia, tener un casino y un centro comercial solo para ti y tus más oscuros pensamientos nunca puede ser una premisa para dejar fácilmente de lado.

 

 

Lo mejor:

 

  • El modo libre sin límites de tiempo.
  • Vuelve la cámara de fotos.
  • Aumento de número de zombis en pantalla.

 


Lo peor:

 

  • Pocas novedades para quien ya haya jugado a Dead Rising 2.
  • Los tiempos de carga no se han mejorado.

 

Antonio Orrán Guerrero
Redactor

Gestor de calidad Web en Lionbridge, estudios superiores de cine y cortos en 35mm, aficionado hace dos décadas a los videojuegos y con capacidad de transformarse en Zombi cuando quiera.

comments powered by Disqus


2 Juegos por 31EUR

Últimos análisis

Daylight
PC / PS4
Zombie Studios nos presenta un survival horror sencillo a la par que terrorífico.

Titanfall
PC / Xbox One
Será Titanfall el shooter que vaya a destronar a sagas como Call of Duty o Battlefield

Need for Speed: Rivals
PC / PS3 / PS4 / Xbox 360 / Xbox One
Probamos el Need for Speed: Rivals ¿El primer Need for Speed de la nueva generación? ¿O el último de la generación actual?

Análisis - Battlefield 4
PC / PS3 / Xbox 360
Battlefield 4 bebe directamente de la última entrega para ofrecernos una experiencia aún mejor si cabe.

FIFA 14
PS3 / Xbox 360
Vuelve FIFA, ¿Con suficientes novedades?