Ipad Zavvi

Nights: Journey of Dreams
7.8
9.60

28/12/2008 por Antonio Velázquez

Introducción

 

Algunos años han pasado ya, desde que las consolas de Sega dejaron que la industria de los videojuegos se la repartiesen las tres compañías que actualmente existen en el sector. Mucho tiempo ha transcurrido desde entonces, pero los usuarios, incluso de otras consolas, seguimos guardando muchos recuerdos y también respeto a la gran compañía japonesa, ahora en horas mas bajas aunque recuperándose poco a poco.

 

La época de Nintendo contra Sega, e incluso con la salida de las consolas de Sony, nos dejó algunas obras maestras grabadas en la retina y el corazón de los jugadores. Entendemos como tales a, por ejemplo Shenmue en Dreamcast o Nights, cuya segunda entrega aparece ahora en Wii, cuando apareció en Saturn.

 

Nights, dejó marcados por su originalidad a los jugadores de la época, y ahora vuelve para intentar hacernos sentir de nuevo aquellas sensaciones. El juego ha recibido algunas críticas, sin duda también, mirado con lupa por la expectación creada, y por el alto nivel que tuvo su secuela en la consola de Sega, y que se filtra por las palabras de cada uno de los jugadores que lo probaron.

 

En este análisis, tendremos que, de acuerdo a las experiencias de juego que nos haya dejado, rebatir esas críticas o darles la razón.

 

Lo que si puedo decir, es que Nights: Journey of Dreams para Wii, es un juego diferente, distinto a todo lo visto en el resto del catálogo, y aunque el género se acerca más a la acción, es casi, un estilo de juego que merecería un nombre propio. Veamos cuales son sus mejores y peores características técnicas y jugables con más detenimiento.

 

 

La historia

 

La historia nos sitúa en el mundo real, donde dos niños, Will y Helen, descansan en sus respectivas camas a una hora indeterminada de la noche.

 

Will sueña con que sus aptitudes para el fútbol se perfeccionan, y con la imagen de su padre, que se aleja de el. Helen sueña con que pasa tiempo con su madre y al recibir una llamada decide irse de compras con unas amigas, y se siente culpable por ello.

 

Pronto, los sueños de ambos se tornan pesadillas, unas sombras los persiguen mientras corren cuando ambos ven la luz… la luz que los lleva, a la puerta de los sueños.

 

Al comienzo de la aventura, nos dan a elegir dos opciones: Al estilo Resident Evil, podemos elegir entre el chico o la chica para pasarnos la aventura. Las historias de ambos guardan bastantes similitudes en muchas cosas, pero los escenarios, y monstruos finales de fase son distintos entre si. Lo que sin duda se agradece de cara a completar el juego al 100% con los dos niños.

 

El buho Owl nos dará la bienvenida y Nights será nuestro compañero de aventuras. Con el poder de dualizarnos con el, los niños podrán volar como si solo del cuerpo de Nights se tratase, y nuestras habilidades se multiplicarán.

 

 

Gráficos

 

Hay que tener algo claro, el juego gráficamente, no es una maravilla técnica en la capacidad de Wii. No tiene, por ejemplo, las texturas de Super Mario Galaxy, pero si es cierto también que no las necesita. La acción en el juego es tan rápida, que Nights nunca toca el suelo, siempre volando, y al ser el tiempo uno de los apartados más importantes de cada fase, prácticamente no nos deja tiempo para ver los escenarios.

 

La primera impresión de control en el juego, será manejando a uno de los niños, y la sensación es de que las animaciones, o el movimiento en general son algo toscos. Andan de forma relativamente extraña, y cuando saltan también se echan de menos algunas animaciones. También los movimientos faciales, de Will y Helen dejan algo que desear. El movimiento de Nights por otra parte, es suave y acorde a su forma acrobática de volar.

 

No puedo acabar este apartado sin hacer mención a algo, que a mi parecer, compensa algún defectillo en texturas y animaciones de los dos niños protagonistas, y es que el juego gráficamente, es sencillamente precioso.
El colorido, desde la intro inicial hasta cada escenario, tiene un impacto visual, que aunque no explota al máximo las capacidades de Wii, impacta por su originalidad. La idea, de volar por el mundo de los sueños, y la fantasía en los elementos de cada escenario, se cogen de la mano para ofrecernos una sensación distinta unida al sistema de juego y a lo visto hasta ahora en la consola.

 

En mi opinión, las pantallas estáticas no hacen honor a la sensación de verlo todo volando con Nights y hay que hacer mención especial al modelado, imaginación y estética de los enemigos finales de fase, que son realmente espectaculares.

 

 

Sonido

 

La banda sonora del juego, es, a mi parecer, mágica. Me atrevería a decir que es incluso de lo mejor que tiene el título de Sega.

 

La música de cada fase, la de la puerta de los sueños desde la que accedes a cada una de ellas, y la calidad de sonido, hace que este apartado no se quede en, pasa desapercibida, o no molesta al jugar, sino que llama la atención favorablemente por momentos, y las melodías están perfectamente implementadas en cada una de las fases y suenan acorde a la acción.

 

Los efectos de sonido, por otra parte, no lucen tanto, aunque los aficionados al anterior juego de la saga en Saturn, agradecerán la familiaridad de algunos de estos sonidos. Las voces, en inglés tienen un nivel aceptable aunque en alguna que otra frase se hecha de menos algún subtítulo, aunque el juego los tiene durante toda la aventura.

 

 

Jugabilidad

 

Una definición para este apartado del juego podría ser la de curva pronunciada de aprendizaje. Es decir, cuando el juego empieza, y consigues controlar a Will o Helen, los movimientos como dije anteriormente resultan extraños. Por las animaciones y que parecen un poco mecanizados. Los saltos, eso si, nos permiten un control total sobre el personaje. Se realizan pulsando el botón A, con el Stick controlaremos la dirección mientras que el botón B hará que lancemos los objetos que recogemos por el camino. Con el boton Z controlaremos la cámara, con un toque la colocaremos a la espalda mientras que si la pulsamos un momento nos proporcionará una visión aérea del personaje. En pocos minutos le cogeremos el control que no ofrece mayores complicaciones.

 

Pero poco tiempo pasa, hasta que podamos controlar a Nights, con quien deberemos recorrer el 90% de la aventura.

 

Las habilidades del protagonista de nuestros sueños, es bastante mas difícil, aunque también mas espectacular. Nights vuela, siempre hacia izquierda o derecha. Normalmente hacia la derecha para avanzar, y hay que reconocer que el primer contacto es extrañísimo. No es libertad de vuelo, es como un camino prefijado lateral, en el que se te permite la posibilidad de bajar o subir, desde el suelo hasta un límite de altura. En el camino, habrá que cumplir ciertos objetivos, como pasar por los aros que un pulpo volador deja a su paso, perseguir a pájaros que llevan llaves que abren a su vez jaulas, o derrotar enemigos.

 

La primera vez que lo intentemos, nos costará trabajo hacer volar a Nights entre los aros, siendo estos necesarios, pues rellenan la barra que nos permite aumentar la velocidad. Puede haber jugadores a los que este comienzo les parezca frustrante, pero lo cierto es que con la experiencia de jugarlo, se mejora hasta conseguir un control muy bueno.

 

Con el paso del tiempo no solo podrán volar pasando por los aros, sino que casi sin perder velocidad, conseguirán pasar por todos, utilizar la máxima velocidad, recoger a los habitantes de Nightopia de cada misión, coger los objetos que vuelan por el escenario, derrotar a los Nightmarens con los action-loop y cumplir todos los objetivos mientras hacemos piruetas con el mando de Wii.

 

El juego nos deja controlar al personaje de tres maneras diferentes, cosa que se agradece. Con el mando de Wii y el nunchuk, solo con el wiimote o con el mando clásico/ gamecube.
Por si todo esto fuese poco, están las transformaciones de Nights, que nos dan otras alternativas a la aventura, como convertirnos en delfín o en dragón, y alguna que otra fase especial en la que seremos un barco con el que rescatar Nigtopians a toda velocidad o un veloz carro sobre raíles sin que el control se complique.

 

 

Duración

El juego se compone de 8 fases, más la fase final. Y cada fase se divide en 7 misiones. Aun así, podríamos llegar al final con solo 4 misiones completadas ya que cada niño tiene 4 fases. Solo entrando en los sueños de los dos niños podremos completar el juego al 100%.

 

Las misiones son cortas, aunque hay otras mas elaboradas, y hay un par de veces durante la partida en la que echaremos de menos un checkpoint, pero en lo general son cortas y miden la habilidad del jugador.

 

Y no solo completar estas misiones bastará para llegar a completar totalmente el juego. Hay elementos que recoger por los escenarios, Nightopians a los que rescatar, y una calificación final para las misiones siendo E la más baja y A la más alta, convirtiendo el conseguir pasarse el juego al completo en una misión bastante ardua.

 

Y si todo esto te parece poco, el juego además ofrece un modo multijugador tanto en carrera como en batalla, que son entretenidos, y además tiene posibilidades online para que puedas competir con un amigo en la distancia.

 

Pasarse el juego, en cualquier nivel y sin coger todos los objetos, es entretenido, aunque podría hacerse algo corto. Las misiones son similares en todas las fases, aunque cambian lo suficiente y no son tantas como para hacerse repetitivas.

 

El juego también incluyen un cuarto que puede ser visitado online por tus amigos (al más puro estilo Animal Crossing) y cuya decoración depende de los logros conseguidos por el jugador.

 

 

Lo mejor

-Gráficos coloridos y muy bonitos visualmente en su conjunto.
-El sonido y las melodías, muy llamativas y que rozan un buen nivel.
-El modo multijugador online, las transformaciones del protagonista y los enemigos finales, grandes, llamativos y muy originales.
-Lo innovador del título.

 

Lo peor

- Algunas texturas del juego no rayan a buen nivel.
- Se echa de menos algún checkpoint en las fases más largas y/o difíciles. Es frustrante en ocasiones perder una vida y empezar la misión desde el principio.
- El control es difícil de dominar lo que podría cansar a los más impacientes.
- Las animaciones de los niños resultan algo extrañas, sobre todo al principio.

 

 

Conclusión

 

Nights: Journey of Dreams para Wii, es un juego totalmente diferente a lo que se nos tiene acostumbrado. Es un juego, casi de puzzle y habilidad pero con argumento, como una aventura. Gráficamente bonito y colorido mientras vuelas con Nights, aunque con algunas texturas descuidadas y expresiones faciales poco conseguidas., con una historia asequible para todos y unas melodías agradables y llamativas. El control puede echar para atrás al más impaciente, y aunque es original e innovador, si jugaste a la primera parte no te sorprenderá tanto.

 

En cualquier caso, personalmente me pareció muy divertido llegar a dominar todas las técnicas y la superación personal te incita a completar cada fase con la mayor puntuación posible. La originalidad es sin duda uno de los puntos fuertes del juego, y se agradece el modo online aunque se hecha de menos el doblaje al castellano.

Antonio Velázquez
Director de Contenidos

Seguidor de las buenas series y películas, aunque sus mayores pasiones son los videojuegos, las matemáticas y la cerveza, no necesariamente en ese orden.

comments powered by Disqus

Últimos análisis

Pokémon Shuffle
3DS
Un juego basado en la licencia Pokémon, y F2P, ha salido. Veamos si cumple y su modelo de negocio.

Análisis UnoTelly
Otros
Servicio DNS para poder usar canales streaming online sin perjuicio de los bloqueos regionales.

Daylight
PC / PS4
Zombie Studios nos presenta un survival horror sencillo a la par que terrorífico.

Titanfall
PC / Xbox One
Será Titanfall el shooter que vaya a destronar a sagas como Call of Duty o Battlefield

Need for Speed: Rivals
PC / PS3 / PS4 / Xbox 360 / Xbox One
Probamos el Need for Speed: Rivals ¿El primer Need for Speed de la nueva generación? ¿O el último de la generación actual?